¿Puedo reclamar ante una negligencia médica?

Para abordar este artículo en primer lugar analizaremos el concepto de negligencia médica y a continuación veremos las posibilidades de reclamar o exigir una indemnización en estos casos.

¿Qué es una negligencia médica?

La negligencia médica es una daño físico o moral causado al paciente por parte del personal sanitario, ya sea por acción u omisión, como consecuencia de no haber actuado con la diligencia debida.

En el ámbito sanitario el profesional puede encontrarse con numerosas situaciones imprevisibles por lo que a la hora de determinar si el sanitario ha sido o no responsable por sus actuaciones, deberá examinarse las circunstancias que concurrían en el caso concreto y aquí es donde entra en juego el concepto de la «Lex Artis ad hoc».

En función de la patología de la que estemos hablando y de las circunstancias concretas del paciente hay una técnica más adecuada que otra. La «Lex Artis ad hoc» es un concepto jurídico indeterminado que se usa para valorar la diligencia debida en todo acto o tratamiento médico concreto por parte del profesional de la salud en función del caso específico y con los protocolos, normas y técnicas médicas disponibles ese lugar.

El personal sanitario tiene la obligación de preservar la salud del paciente y aunque el resultado no siempre dependa de él, hay unos estándares y protocolos en la práctica médica para cada caso concreto de los que en principio no debe apartarse.

Desde el punto de vista legal, una negligencia médica se produce cuando se toma una decisión fuera de los estándares y protocolos estipulados para lograr curar al paciente y como consecuencia se le genera un daño físico o moral.

¿Puedo reclamar ante una negligencia médica?

Las negligencias médicas dan al paciente lesionado el derecho a reclamar y exigir una indemnización.

La “Lex Artis ad hoc” mencionada anteriormente es un concepto muy relevante en materia de reclamaciones por negligencias médicas, ya que si el afectado quiere exigir una indemnización deberán concurrir tres elementos:

1- La lesión; la lesión puede física o moral y puede dar la cara en el momento o con posterioridad.

2- La mala praxis; la acción u omisión por parte del profesional sanitario en la que se aparta de los estándares y protocolos establecidos en la profesión para el caso concreto. El apartarse de los protocolos oficiales no siempre tiene consecuencias negativas, pero cuando las tiene se entiende que el profesional no actuó con la diligencia debida.

3- El nexo causal; la lesión producida debe ser consecuencia de la mala praxis del facultativo para que se le pueda imputar la responsabilidad por el daño. A falta de la relación de causalidad el paciente lesionado no tendrá derecho a indemnización.

¿Es necesaria la intervención de un perito médico?

La figura del perito médico es esencial ante un caso de negligencia médica.

Las negligencias médicas tienen que ver con el cómo se ha intervenido más que con el resultado de la intervención.

Para apreciar la mala praxis y el nexo causal entre la lesión y la actuación del facultativo será necesario el informe de un perito médico. Este es un profesional de la medicina conocedor de los protocolos y estándares de actuación en cada caso que analizará toda la documentación médica disponible y emitirá un informe donde reflejará si se ha producido o no una negligencia médica según su criterio.

Esto es especialmente importante en los supuestos límite en los que no está claro si la lesión ha derivado de la actuación del médico o no.

¿Cómo actuar ante una negligencia médica?

Lo primero que debemos hacer ante la duda de que pueda existir una negligencia médica es consultar con un abogado experto en la materia. Este realizará un estudio de viabilidad en base ala documentación médica del paciente y el informe de un perito médico.

Tras el estudio del caso, el abogado determinará las acciones que se pueden ejercitar:

– Ante una negligencia médica producida en la sanidad pública el paciente puede presentar una reclamación por responsabilidad patrimonial en el orden Contencioso Administrativo.

– Ante una negligencia médica producida en la sanidad privada el paciente puede presentar una demanda por responsabilidad civil en el orden civil.

– En los casos más graves puede solicitarse responsabilidad penal exigiéndose penas de multa, inhabilitación o incluso prisión del facultativo.

Las acciones de responsabilidad suelen tener un plazo un año para ejercitarse desde que se determinen las consecuencias, algo que no siempre está claro ya que en muchos casos las secuelas se manifiestan a lo largo del tiempo y tardan en estabilizarse.

¿Qué tipo de indemnizaciones puedo recibir?

Cuando se produce una negligencia médica el paciente afectado puede recibir dos tipos de indemnizaciones diferentes: indemnización por daños personales e indemnización por daños materiales. Todo ello debidamente justificado a nivel legal y documental con ayuda de abogados especializados en la materia.

¿Necesitas asesoramiento?

Si buscas asesoramiento en este tema para saber qué posibilidades tienes y qué es lo que más te puede beneficiar, puedes solicitar una consulta personalizada en Juristas Europeos BF&A, despacho de abogados en Pozuelo de Alarcón, y resolveremos todas tus dudas

Otros articulos de interes:

Retraso o cancelación de un vuelo ¿puedo reclamar?

EL ALQUILER DE uNA VIVIENDA TURÍSTICA ¿LLEVA IVA?

Deja un comentario

Subir arriba
× ¿Te ayudamos?