autonomos y vacaciones

¿QUÉ SUCEDE CON LOS AUTÓNOMOS EN VACACIONES?

Los expertos recomiendan no darse de baja en el Régimen de Autónomos durante las vacaciones de verano o Navidad, ya que es algo que hace la gente para ahorrarse uno o dos meses de cuota de autónomos, pero la realidad, es que son más las desventajas que las ventajas.  Los autónomos en edades cercanas a la jubilación que se dan de baja ese periodo podrían ver disminuida su pensión de jubilación y para los que estuvieran disfrutando de una serie de bonificaciones y reducciones en la cuota como la tarifa plana, si hay una baja y una nueva alta, las perderían. 

Por otro lado, la normativa del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos exige que “el trabajador desarrolle de manera habitual, personal y directa una actividad a título lucrativo”, por lo que si un autónomo se da de baja de una actividad que realiza durando todo el año durante uno o dos meses “podría cuestionarse su baja durante las vacaciones para ahorrarse las cotizaciones”, entendiendo que no es una baja real y procediendo a cargar las obligaciones fiscales  o cotizaciones sociales correspondientes a esos meses con el recargo correspondiente. 

Pero es cierto que hacer frente a las cotizaciones sociales de los autónomos en determinadas épocas del año en las que las ganancias son más flojas, es difícil. Para ello el Régimen de Autónomos ofrece la posibilidad de cambiarse dos veces al año la base de cotización, siempre que lo soliciten antes del 1 de mayo con efectos económicos para el 1 de julio siguiente, o el 1 de noviembre con efectos económicos para el 1 de enero del año siguiente. 

Por otro lado, los expertos aconsejan a los autónomos planificar las vacaciones de tal forma que afecten lo menos posible al buen funcionamiento del negocio, y hagan uso de los “días de cortesía” que la administración de hacienda pone a su disposición ya que no es raro el hecho de marcharse de vacaciones y a la vuelta, encontrarse con una notificación de Hacienda que requería de respuesta y ha expirado el plazo. Para ello, los empresarios y trabajadores autónomos han debido habilitar previamente una dirección de correo electrónico en la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria. 

Hacienda ofrece hasta un máximo de 30 días al año en el que no podrá “poner notificaciones a su disposición en la Dirección Electrónica Habilitada (DEH)”, siendo el periodo escogido de libre elección y sin necesidad de agrupar un número determinado de días. Eso sí, la solicitud deberá hacerse con al menos siete días de antelación al periodo de descanso, accediendo a la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria, en “Mis Notificaciones”, “Suscripciones, solicitudes y otras consultas” y “Solicitar días en los que no se pondrán notificaciones en Dirección Electrónica Habilitada”. En ese momento aparecerá un calendario con el año natural en curso donde el autónomo tendrá que indicar los días en los que no recibirá ningún correo, incluidos los sábados y domingos. 

Recuerda que, si necesitas asesoría como empresa o particular en este tema, puedes solicitar una consulta personalizada en Juristas Europeos BF&A, abogados en Pozuelo de Alarcón, y resolveremos todas tus dudas. 

Deja un comentario

Subir arriba
× ¿Te ayudamos?