jornada laboral 4 dias

JORNADA LABORAL DE 4 DÍAS ¿ES POSIBLE?

Bélgica llegó a un acuerdo el 25 de febrero para la reforma del mercado de trabajo que incluye la posibilidad de flexibilizar los horarios permitiendo que haya una semana laboral de cuatro días en vez de cinco. Esta medida no reduce la jornada laboral de 40 horas semanales, sino que da la posibilidad a los trabajadores de concentrar sus horas de trabajo en cuatro días o de hacer más horas una semana para despejar la siguiente.

En España en cambio, el partido de Más País propone una semana laboral de cuatro días reduciendo horas (32 horas semanales), pero sin reducir los salarios. Es un proyecto piloto pendiente de ponerse en marcha, para el que se han destinado una serie de ayudas a las empresas que se adhieran a la prueba.

¿En qué consiste ese proyecto piloto?

El plan piloto para instaurar la semana laboral de cuatro días en España está previsto para junio de 2022 y se aplicaría en 200 empresas voluntarias.

Una de las principales novedades recogidas en el borrador del plan es que se flexibiliza la reducción mínima de la jornada laboral no teniendo que ser necesariamente de 32 horas semanales, sino que según el programa podría llegar hasta las 36 horas semanales

Para ello se van a destinar ayudas dirigidas a compensar los costes extra de las empresas para acometer las transformaciones necesarias en materia de digitalización y los salarios de los empleados ya que los trabajadores que formen parte de este proyecto de reducción de jornada mantendrían las mismas percepciones salariales como si estuviesen a jornada completa.

Se prevé que paralelamente a la duración de este plan piloto se lleve a cabo un estudio de sus posibles beneficios durante dos años. Este estudio se dirigiría a analizar los resultados tanto en la productividad de la empresa como en el ámbito de la conciliación. Las propias empresas deberán contar con una comisión de seguimiento del programa que deberá revisar la información sobre su evolución y colaborar con el Ministerio de Industria en su evaluación. En función de si la productividad va o no en aumento, estas ayudas financieras podrán ir reduciéndose paulatinamente.

¿Existe alguna experiencia similar?

En agosto de 2019 la oficina de Microsoft en Japón aumentó su productividad en un 39,9% comparado con 2018 trabajando cuatro días en semana.

Por otro lado, en octubre del año 2021 la empresa de la marca Desigual aprobó la reducción de jornada semanal en un 13% (de 39,5h a 34h) de modo que los 500 trabajadores de sus oficinas centrales de Barcelona pudieran trabajar 4 días a la semana. Además de la reducción de la jornada en un 13%, el salario percibido por los trabajadores también se vería reducido en un 6,5%.

En este último caso todavía no hay datos públicos que confirmen que el cambio ha traído resultados positivos, pero con este cambio la empresa espera un aumento de la calidad de vida de los empleados basada en una mejora de la conciliación y un aumento de la productividad.

¿Qué implicaría la jornada semanal de cuatro días?

La flexibilización de la jornada laboral es una medida que facilita la conciliación de la vida personal y laboral de los trabajadores y con ello mejora indudablemente su calidad de vida, lo que puede tener consecuencias positivas en su rendimiento y con ello mejorar la productividad de las empresas.

No obstante, hay que distinguir la medida que se ha aprobado en Bélgica del proyecto piloto que se quiere aprobar en España. En el primer caso se trata de flexibilizar la jornada laboral dando la posibilidad de trabajar cuatro días para librar tres y en el segundo, se habla de establecer una jornada laboral semanal de menos de 40 horas sin reducir salarios.

Recortar la jornada laboral existente supone un cambio cultural para el que no están preparadas muchas empresas.

Dar prioridad a la consecución de objetivos apelando a la flexibilidad horaria y a la responsabilidad personal frente a la necesidad de que el empleado tenga que trabajar de manera presencial una serie de horas todos los días es algo que deberían plantearse todas las empresas en los sectores en los que es posible hacerlo.

Pero establecer por ley que la jornada laboral semanal sea de 32 o 36 horas en vez de 40 horas sin reducir salarios, es seguir fomentando la rigidez del mercado laboral frente a la flexibilidad. De hecho, la ley de mayo de 2019 en España que obligó a las empresas a establecer un control horario sobre sus trabajadores puso un nuevo corsé a las relaciones laborales y dificultó la conciliación en muchos casos.

Ser más productivo trabajando menos horas es posible y por eso debemos seguir avanzando en las políticas de flexibilidad y conciliación laboral pero también es importante dar prioridad a las necesidades del negocio y analizar el impacto que estos cambios pueden tener en la calidad del servicio prestado.

¿Necesitas asesoramiento?

Si buscas asesoramiento, puedes solicitar una consulta personalizada en Juristas Europeos BF&A, despacho de abogados en Pozuelo de Alarcón, y resolveremos todas tus dudas

Otros articulos de interes:

DUDAS SOBRE LAS OBLIGACIONES TRIBUTARIAS

3 Consejos para cumplir con el RGPD

¿TIENE UN TRABAJADOR DERECHO A UNA ADAPTACIÓN GEOGRÁFICA POR CONCILIACIÓN FAMILIAR?

Deja un comentario

Subir arriba
× ¿Te ayudamos?