Ley de Diversidad Familiar ¿en qué consiste?

El proyecto de Ley de Diversidad familiar tiene como objetivo adaptar la legislación actual a la realidad social, incluyendo en el concepto de familia a situaciones diversas y diferentes a las conocidas hasta ahora.

Equiparación de las familias monoparentales con dos hijos a las familias numerosas

Uno de los puntos más polémicos de este proyecto de ley es la equiparación de las familias monoparentales con dos hijos y las numerosas. Actualmente, se consideran familias numerosas de categoría general a aquellas familias compuestas por al menos tres hijos, y familias numerosas de categoría especial a aquellas familias compuestas por al menos cinco hijos. También se consideran familias numerosas de categoría general a aquellas en las que uno de los dos progenitores ha fallecido y por tanto el otro tiene la condición de viudo, si están compuestas por al menos dos hijos.

El proyecto de ley amplía la consideración de familia numerosa a las parejas de hecho que estén registradas como tal en el organismo correspondiente.

La cuestión es que es difícil saber si las familias monoparentales con dos hijos lo son en realidad, ya que hasta ahora si no estas casado o registrado como pareja de hecho, se te considera soltero, lo que supondría un agravio comparativo para aquellas familias numerosas con tres o más hijos que sí lo son en realidad.

Se conserva el título de familia numerosa en caso de separación o divorcio

El proyecto de Ley también contempla que en caso de separación o divorcio los progenitores de familias numerosas con un mínimo de tres hijos conservaren el título de familia numerosa, lo que ha tenido muy buena acogida en general ya que el hecho propio de la separación o divorcio no suponía que se dejara de tener tres hijos a cargo, y en muchas ocasiones con más gastos que afrontar al tener que buscar, uno de los progenitores, un nuevo domicilio familiar.

Aumento del permiso por nacimiento de 16 semanas a 24 semanas

Por otro lado, otro punto candente de este anteproyecto de ley es un aumento del permiso por nacimiento de las actuales 16 semanas (4 meses aproximadamente) a 24 semanas (6 meses aproximadamente). Esto no se debe al aumento progresivo de la baja por nacimiento en sí hasta llegar a las actuales 16 semanas para los dos progenitores, sino a que la norma impida o restringa la libertad de los progenitores para poder transferirse el uno al otro los días del permiso por nacimiento. Antiguamente ambos debían disfrutar de un mínimo de 6 semanas de permiso por nacimiento, pero después, uno de ellos podía dar al otro sus días o viceversa. Actualmente esto no es posible ya que ambos progenitores, transcurridas las primeras 6 semanas inmediatamente posteriores al parto o adopción, pueden optar entre disfrutar de lo que les queda de forma continua o fraccionada o renunciar al permiso, pero no transferir días al otro, lo que en la era de las supuestas libertades es un sin sentido.

Prestación por crianza de carácter universal para familias especialmente vulnerables

Por otra parte, el proyecto de Ley regulará una prestación por crianza de carácter universal para familias especialmente vulnerables compatible, en principio, con otras prestaciones como la del Ingreso del Mínimo Vital (IMV).

No obstante, hay que esperar a que este anteproyecto de ley vaya tomando forma para poder analizarlo en profundidad ya que en principio está pensado para finales del año 2021 principios del año 2022.

Si buscas asesoría en este tema, puedes solicitar una consulta personalizada en Juristas Europeos BF&A, despacho de abogados en Pozuelo de Alarcón, y resolveremos todas tus dudas.

Otras noticias que podrían ser de su interés:

Deja un comentario

Subir arriba
× ¿Te ayudamos?